La endoscopia es un procedimiento que sirve para explorar el tubo digestivo por dentro a través de una herramienta denominada endoscopio.

Se trata de un procedimiento poco invasivo que puede evitarle al paciente el paso por el quirófano. Para evitar molestias o dolor se seda al paciente.

Su médico puede recomendar una endoscopia por diversos motivos:
Para detectar y prevenir el cáncer, para diagnosticar una enfermedad o para averiguar la causa de los síntomas.

Hay dos tipos de endoscopias: la endoscopia digestiva superior o gastroscopia, que explora el esófago, el estómago y el duodeno; y la endoscopia digestiva baja o colonoscopia, que explora el intestino grueso o el colon.


"Prevenir hoy, es vivir mañana"

Cuadro Médico

Galería de imágenes