Durante el año, pensamos en todos los tratamientos que podemos o podríamos hacer para estar estupendos a la llegada del verano. Queremos ponernos a punto, y conseguir el cuerpo deseado, la piel deseada, el tono deseado… lo que llamamos la “operación bikini” 


Pero a veces, nos olvidamos que para conseguir lo deseado hay que ser constante y  trabajar durante todo el año.  
Si queremos un cuerpo tonificado hay que hacer deporte todo el año, si queremos tener hábitos nutricionales saludables y estar en forma hay que comer bien siempre. 


Desde el punto de vista estético ocurre lo mismo. Si queremos tener una piel bonita hay que tratarla durante todo el año, si queremos eliminar la celulitis hay que tratarla de forma continuada y luego mantenerla, pero se continua.
Si quieres afinar arrugas, ocurre lo mismo y así en muchos tratamientos de mejora.


También en ocasiones, escuchamos a la chica del centro de estética que nos dice que este tratamiento no se puede hacer en verano o una vecina nos cuenta que el tratamiento que se estaba haciendo tampoco se lo puede realizar durante los meses de calor y entonces nos desmoralizamos y bastante. A mí me ha pasado, seguro que a ti también.


Por eso, hoy quiero hablarte de tratamientos estéticos que SÍ podemos hacernos durante el verano, que podemos realizar de forma continuada y que no vas a tener que interrumpir las sesiones.


¿Has oído hablar del ácido hialurónico, la toxina botulínica y el PRP, plasma rico en plaquetas?
Estos tres tratamientos estéticos pueden realizarse durante todo el año y además, en verano pueden ayudarte a mejorar el aspecto de la piel de la cara frente a la deshidratación por el exceso de sol.


El ácido hialurónico, hidrata la dermis en profundidad, hace que la piel absorba agua y la retenga,  impidiendo la deshidratación y fomentando el relleno de arrugas, cicatrices y surcos.


La toxina botulínica o bótox, se utiliza para tratar los casos exceso de sudor  en zonas como las axilas (hiperdrosis) pero como ya sabrás, también para el rejuvenecimiento facial y en esta época del año puede realizarse sin problema.


El PRP, es un potente regenerador celular que mejora la textura y el aspecto donde se aplica. Es ideal en la época veraniega porque reforzará el efecto regenerador. Y como se utiliza la propia sangre del paciente, no conlleva ningún efecto secundario.


Otro tratamiento que se puede aplicar en los tres meses de verano es la mesoterapia de vitaminas. Este tratamiento proporciona un efecto extra en verano ya que proporciona vitaminas, oligoelementos y minerales en la piel.


Espero que hayas tomado nota, y que ahora tengas claro que al menos estos tratamientos que hemos comentado, sí se pueden realizar en esta temporada calurosa.


¡Pide cita!
Compartir: