El masaje perineal, es una medida física preventiva

El cuidado durante el embarazo contribuye a unos mejores resultados durante el parto. 

Recibir información en los cursos de preparación al parto y educación maternal, sobre los cambios que se producirán durante el embarazo y el postparto, nos ayuda a gozar de un embarazo, parto y crianza en las mejores condiciones posibles.

Dentro de la preparación al parto, una de las medidas físicas que se enseña es el masaje perineal, recurso muy sencillo, accesible para todos e importantísimo para la salud de la madre.

Este masaje se realiza sobre el periné o suelo pélvico, que es un conjunto de músculos y tejidos conjuntivos que tapiza la parte inferior de la pelvis, estos músculos se encuentran entre en pubis y el coxis, y alrededor de la uretra, vulva y ano.


El masaje perineal, es una medida física preventiva aplicable durante el embarazo que consiste en la estimulación táctil de la piel y los tejidos. 

Se empieza a realizar a partir de la semana 32 de gestación. Lo realiza la propia embarazada o bien la pareja, (recomendable a medida que avanza el embarazo y se hace más difícil por el volumen de la barriga). Es importante tener constancia para que sea efectivo. Se puede realizar mínimo 2 veces por semana, aunque también a diario. 

La evidencia científica muestra que la constancia en la realización del masaje, elastifica la zona y, por tanto, la salida del bebé durante el parto será más sencilla y rápida y así evitaremos, en la medida de lo posible, las lesiones que se producen durante el parto como pueden ser desgarros, episiotomías…


Los beneficios del masaje perineal son evidentes: 

- Aumenta la elasticidad y favorece circulación de la zona, facilitando y relajando este plano muscular durante el parto y así facilitando la salida del bebé. 
- Disminuye la incidencia de desgarros, episiotomías y dolor posparto. 
- Familiariza a la mujer con la sensación de estiramiento de la zona perineal que se producirá durante el parto. 
- Fortalece la musculatura de esa área y previene así, la incontinencia urinaria durante el embarazo y posparto.
- Al aumentar la circulación, se reduce el riesgo de hemorroides. 
- Es una técnica fácil de realizar, sin efectos perjudiciales y que permite la participación de la pareja.


Por todo ello, si estás embarazada y aún no tienes información de como realizar este masaje perineal, los fisioterapeutas uroginecológicos te invitamos a que pidas información a tu ginecólogo sobre los cursos de preparación al parto, donde se aborda este y otros muchos temas importantísimos durante el embarazo, parto y crianza, que te harán afrontar esta nueva etapa de tu vida con seguridad y control.

Para más info puedes enviar un correo a info@clinicatecma.es

Compartir: